¿En que consiste nuestra gincana por Barcelona?

¿Tenéis ganas de disfrutar de una experiencia y divertida en la ciudad condal? En ese caso os proponemos convertiros en detectives dentro de una historia llena de misterio en Enigmatium. Con esta Gincana Barcelona disfrutaréis de una aventura inolvidable.

¿Os habéis imaginado alguna vez cómo sería ser Hércules? No, no nos referimos al semidiós griego, sino a la creación de Agatha Chistie, el detective belga Hércules Poirot. Tal vez seáis más de Sherlock Holmes, su pipa, su excentricismo y su asistente Watson, creados ambos por Arthur Conan Doyle. Prefiráis al detective que prefiráis seguro que admiráis sus novelas y sabéis lo que han significado para el género del misterio. No son pocas las novelas que habréis leído de estos personajes intentando adelantaros al protagonista investigando con las pistas que el autor nos ofrece, algunas a escondidas al propio protagonista. Muchas veces habréis dado en el clavo y habréis dicho eso de “lo sabía”. Tal vez habéis errado el tiro y habéis acusado al personaje inocente. Y con frecuencia habréis puesto al mayordomo en el punto de mira.

Para poder saciar a la gente que soñaba con ser como estos míticos detectives, en 1948 se creó el Cluedo, un divertido juego de mesa todavía famoso hoy día en el que mediante pistas debemos resolver un crimen y descubrir quién es el asesino, qué arma ha usado y en que sala ha matado a su víctima. Todo esto interrogando a los otros jugadores, apuntando las pistas, tachando lo que ya hemos descartado y, en definitiva, haciendo lo que un buen detective haría. Tal fue el éxito del Cluedo que, en 1985, se hizo una curiosa película llamada Clue (El juego de la sospecha) que llevaba la experiencia del juego de mesa a la pantalla, hasta tal punto que se grabaron tres finales diferentes que se proyectaron aleatoriamente en las distintas salas de cine. Vale que la película fue un fracaso en taquilla, pero es una peli de culto que seguro muchos ya conocéis.

Y precisamente eso es lo que os proponemos con nuestra gincana del misterio, vivir en vuestras propias carnes cómo es eso de ser un detective, investigar y resolver acertijos utilizando las pistas que se os dan. Pero tranquilos, no os va a pasar como a Bill Murray en El hombre que no sabía demasiado, no seréis confundidos con espías reales ni amenazaréis al mundo con desatar una segunda Guerra Fría. Bueno, todo depende de lo en serio que os toméis la gincana, pues os va a meter tanto en el papel que por un momento hasta vosotros os creeréis un investigador de verdad.

Imaginaos una fría y lúgubre noche en la Londres del siglo XIX, con el crimen amenazando en cada esquina a inocentes y vosotros como única esperanza para seguir las pistas necesarias para dar con el objetivo. Pistas que os ayudarán a abrir vuestra línea de investigación y, por qué no, a tomaros alguna consumición gratis en algún atractivo pub londinense. Porque un buen detective también necesita su refrigerio, sus vicios, su opio, su azúcar, su lúpulo. Todo ayuda a pensar. Pero, ¡ay amigos! No estáis solos, mientras nuevas pistas os llegan mediante mensajes cifrados, otras agencias de detectives compiten por ser los primeros en llegar hasta el objetivo, en resolver el gran misterio. Como Sherlock Holmes tenía a su hermano Mycroft Holmes o Hércules Poirot a Giraud, vosotros tenéis a vuestros propios rivales. Debéis demostrar que sois los mejores, que os desenvolvéis por la ciudad mejor que nadie, algo que por fortuna no tendréis que hacer solos. Porque ningún investigador que se precie está solo en sus investigaciones; Sherlock contaba con Watson, Castle con Beckett, y vosotros contáis con vuestro propio compañero (ya es cosa vuestra discutir quién es el prota, quién el asistente o si los dos tenéis el mismo peso).

¿Os ha gustado imaginar este escenario con estas premisas y este trasfondo? Pues bien, ahora cambiad Londres por Bacelona, el siglo XIX por el siglo XXI, los pub londinenses por tabernas barcelonesas, y los mensajes clásicos por mensajes en el móvil y tenéis los ingredientes de nuestra gincana del misterio en Barcelona. ¿Encontraréis al final del camino a un peligroso criminal al que dar caza? A lo mejor no, pero sí conoceréis la historia del Enigmatium, no menos interesante que conocer la identidad de Jack el destripador. Además, siempre viene bien ejercitar un poco la materia gris antes de cenar para abrir el apetito.

Chsst, chsssst. Sí, sí, es a ti. A las 19:00 os esperará un tipo en el punto que os indicaremos por WhatsApp. No hagáis preguntas, y ni se os ocurra mencionarle que es un actor, simplemente es un tipo misterioso al que debéis hacer caso. No os preocupéis, es inofensivo. Él os dará un kit con los elementos que necesitaréis para superar las sesudas pruebas que os tenemos preparadas y que os llevarán a los lugares más emblemáticos de Barcelona. Lugares que no tendréis oportunidad de contemplar detenidamente, pues el deber os llama y el tiempo corre, ya que en cada uno de esos lugares tendréis que superar alguna de las pruebas. Si superáis una prueba, además de demostrar que Holmes no tiene absolutamente nada que envidiaros, recibiréis un fragmento de una noticia que conseguiréis completar con cada prueba superada. Posiblemente las pruebas que más os gusten serán las que os llevan a tabernas, donde además podréis conseguir consumiciones si estáis a la altura de las circunstancias detectivescas que os proponemos.

Si no tenéis la pericia de Poirot y os parecéis más al doctor Gadget no os preocupéis, os ofreceremos un teléfono de emergencias al que podéis recurrir en caso de quedaros atascados en la investigación. Al fin y al cabo hasta Holmes necesitaba a veces la ayuda de Scotland Yard.

Tras recabar todas las pistas y resolver todos los enigmas llegaréis al Enigmatium, donde podréis relajaros y llenar el estómago. Prometemos que no hay que descifrar la carta para saber qué podéis pedir.

No olvidéis que todo buen detective no puede dejarse en su casa objetos imprescindibles para hacer su trabajo. En el caso de Holmes era la pipa, que tampoco era lo más útil pero tenía su función. Vosotros vais a ser más como el agente James Bond, con sus gadgets, o el propio inspector Gadget. Aunque tampoco os paséis, con un móvil vale. Pero no olvidéis que debe llevar la batería bien cargada y un lector de códigos QR instalado. Si tenéis unas gafas de rayos X como las de Pierce Brosnan traéroslas también, nunca viene mal poder ver a través de las paredes.

Por último, no vendría mal que tengáis unas nociones básicas sobre el uso de la brújula para seguir bien nuestras pistas. Preparaos para una tarde/noche divertida, llena de misterio y acertijos.

Posts desde nuestro blog

Show Girls
Escrito por absolute

El concepto de show girls con el paso del tiempo ha ido cambiando, por ejemplo en Madrid hace ya varios años estaban locales donde solo había bailarinas, los . . .

LEER ENTRADA COMPLETA
Nuestras Oficinas
CERRAR

¿No te decides?

Déjanos ayudarte a organizar tu mejor despedida

SOLICITA INFORMACION SIN COMPROMISO

CARACTERES PERMITIDOS [ a-z | A-Z | 0-9 | ESPACIO ]

CARACTERES PERMITIDOS [ a-z | A-Z | 0-9 | ESPACIO ]

CARACTERES PERMITIDOS [ 0-9 ]

CARACTERES PERMITIDOS [ a-z | A-Z | 0-9 | _ | . | - | @ ]

CARACTERES PERMITIDOS [ 0-9 ]

SOLO EL SIGUIENTE FORMATO [ DD/MM/YYYY ]

LISTO ACTIVA EL BOTON